por email

Hemos pedido ver otra cosa y se nos ha concedido y al aceptar el propósito del Espíritu como nuestro, compartimos Su Visión.
No vemos extraños, sólo amigos entrañables y amorosos.
Y a través de los grupos de estudio por email, nos unimos con compañeros en la práctica del perdón.

La lista que te ofrecemos es representativa de los grupos más conocidos hasta la fecha y no pretende ser abarcativa de toda la gama de grupos de iguales características. 



volver